Los ajustes quiroprácticos en la tercera edad

Para los que no quieren resignarse a ver disminuir su calidad de vida con el paso del tiempo y desean añadir no sólo más años a su vida, sino también más vida a sus años, la Quiropráctica puede darles este apoyo que buscan aportando bienestar general.

La quiropráctica es una manera de aumentar el bienestar general en las personas y cuando llegamos a la tercera edad somos más vulnerables a la aparición de enfermedades y degeneraciones, la mayoría de las veces relacionamos envejecer como sinónimo de dolor y enfermedad, esto no tiene porque ser así siempre, generalizar es un error. 

Depende de como nos hayamos cuidado a lo largo de nuestra vida y de muchos más factores, tendremos una vejez más estable.

Por este motivo, los más mayores pueden verse muy beneficiados por el cuidado quiropráctico proporcionándoles una mayor calidad de vida y bienestar. Tal y como demuestran numerosos estudios, el cuidado quiropráctico promueve la movilidad, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación en las personas de la tercera edad.

La quiropráctica hace posible que las personas mayores se encuentren con más energía y junto ella, las ganas de vivir más y mejor.

Los estudios demuestran, que el cuidado Quiropráctico, mejora notablemente la calidad de vida y la salud. Un estudio realizado por la Rand Corporación en 1996, en una residencia de ancianos en norteamerica, con pacientes mayores de 75 años, mostró un detallado análisis de los datos obtenidos durante tres años. Este estudio, revela que los pacientes que recibieron cuidado Quiropráctico, vieron disminuidos sus síntomas, obtuvieron mejor calidad de vida, disminuyeron las enfermedades crónicas, tuvieron que administrarles menos medicamentos, y pasaron menos días hospitalizados; a diferencia de aquellos, que no recibieron este tipo de cuidado.

Se trata de aumentar la calidad de vida, el bienestar general y de sacarle más partido y rendimiento al cuerpo. El cuidado Quiropráctico, es seguro, y no tiene efectos secundarios.

La artrosis, la artritis, y la osteoporosis, que son problemas frecuentes en las personas mayores, tienen muy buen resultado con el cuidado quiropráctico.

Dr. Ian Coulter de la Universidad Canadian Memorial College estuvo involucrado en diferentes estudios sobre los beneficios de la atención quiropráctica y el ejercicio. En 1996, publicó un interesante estudio en el Journal, “Temas de Quiropráctica Clínica” y los puntos claves del estudio fueron:

“El 44% de los ancianos que estuvieron bajo cuidados quiroprácticos informó tener artritis en comparación con el 66% en el grupo de atención no quiropráctica.”

“Los que utilizaron el cuidado quiropráctico eran más propensos a hacer niveles altos de ejercicio.”

“Después de tres años de seguimiento, menos del 5% de los que utilizaron el cuidado quiropráctico necesitaron asistencia para ancianosmientras que el 48% de los que no estuvieron bajo cuidados quiroprácticos vivían en una residencia de ancianos.”

“Después de 3 años de seguimiento, sólo el 26% de los que estuvieron bajo cuidados quiroprácticos fueron hospitalizados en comparación con el 48% de los que no estuvieron bajo el cuidado quiropráctico.”

El objetivo de la Quiropráctica, es conservar el buen funcionamiento del cuerpo, mejorar la calidad de vida y obtener un bienestar general después de cada sesión.

Abrir chat
Hola 👋! ¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: